Vende y obtén lo que tú quieras

Total
0
Shares

Vende. Si no estás vendiendo, no estás consiguiendo lo que quieres.

Como Grant Cardone dice en su libro Sell or be sold: en la vida hay dos caminos; te sales con la tuya o no.

Vender no significa ir a tocar una puerta y mostrar un catálogo de productos preguntando qué productos quiere ordenar la persona. Vender es convencer a tus hijos de que deben comer sus verduras, es convencer a tu esposo de conseguir un perro. es conseguir el puesto que quieres en esa empresa genial, es demostrar por qué tu producto o servicio es mejor que el de la competencia.

Vender es lograr lo que tú quieres.

Y aunque no lo percibas, tú estás vendiendo todo el tiempo. Lo que he mencionado antes son sólo algunos ejemplos cotidianos.

Así que ¿por qué no tomar acción y dominar lo que ya estás haciendo inconscientemente para lograr TODO lo que tu quieres?

¿Quieres ese puesto o ese aumento en la empresa? Véndete.
¿Quieres conseguir un inversionista? Véndete.
¿Quieres conquistar a esa chica o chico que tanto te gusta? Véndete.
¿Quieres ir a comer a cierto restaurante en vez de al que quieren ir tus amigos? Véndete.

Vender es mitad arte y mitad ciencia. Y lo primero que debes aprender a vender es a TI MISMO.

Cuando estás seguro y confiado contigo mismo, si estás seguro de tus convicciones, puedes venderte. Puedes convencer a personas sobre tus ideas y decisiones.

Esto no significa que debes hablar y hablar sobre ti, tus ideas o tu producto hasta el cansancio. Significa que estás seguro de poder ESCUCHAR a la otra parte y así, darle consejos o resolver su problema.

Vender se trata de escuchar las necesidades u opiniones de la otra persona, para saber cómo entonces convencer de que TÚ puedes ayudarla. Que tienes algo que puede resolver el problema de la otra persona o que estás seguro que lo que propones le parecerá genial.

Escucha, escucha, escucha y vuelve a escuchar. Luego haz las preguntas correctas y después vende. Véndete como alguien que puede resolver un problema.

Hoy te quiero recomendar tres libros GENIALES para que comiences a entender cómo funciona el poder de convencimiento y des los primeros pasos en tu camino a dominar eso que ya haces todos los días para llegar a donde quieras.

– “Sell or be sold” de Grant Cardone.
– “Véndele a la mente, no a la gente” de Jürgen Klarić
– “El libro negro de la persuasión” de Alejandro Llantada.

Vender no es para emprendedores, o agentes de seguros. Vender es para personas que como tú, tienen metas y sueños que desean alcanzar.

Lee y ejecuta todo el tiempo lo que estos tres señores tienen que decirte en sus libros. Cada vez que ejecutes aprenderás más y serás un mejor vendedor. Y si no es así, te debo una cerveza.

Suscríbete y comienza tu camino a la mejor versión de ti

Recibe mi newsletter semanal con los hacks e ideas sobre emprendimiento, desarrollo personal, marketing y ventas

También te puede interesar

¿En qué redes sociales debe estar mi empresa?

Antes de que te preguntes “en qué redes sociales debe estar mi empresa” debes preguntarte algo más sencillo: ¿a qué se dedica mi empresa y en dónde pasan su tiempo los usuarios que son mi audiencia? La presencia en redes sociales es algo que preocupa demasiado a las empresas de todo tamaño e industria, ya que lo creen vital para su estrategia de marketing. Sin embargo, conozco a muchos emprendedores que de las primeras cosas que hacen al abrir su negocio son abrir perfiles en todas las redes sociales que conocen, aún incluso antes de tener en claro a su público objetivo.
Continuar leyendo

Las redes sociales son el nuevo “boca en boca”

Gracias a las redes sociales, las marcas han sufrido un cambio radical en la forma de cautivar consumidores. Anteriormente, una marca lanzaba un comercial en la TV con el mejor speech de ventas. Te decían qué beneficios traería a tu vida, cómo te convertirías en eso que quieres si usabas sus productos y, si te parecía convincente, podías considerar comprar el producto.
Continuar leyendo

¿A qué te dedicas?

La próxima vez que estés en una fiesta o evento y te pregunten: “¿A qué te dedicas?” Pon atención a tu respuesta. Si tu respuesta empieza con “Yo me…”, “Tengo un…” ó el clásico “Soy ing/doctor/licenciado”, lamento decirte que estás perdiendo clientes.
Continuar leyendo

Si piensas asociarte, considera esto

Conocí a mi primer socio en uno de mis primeros lugares de trabajo como desarrollador de software. Era un tipo con ideas geniales, muy buen desarrollador, autodidacta y convicciones fuertes. Esto hizo que funcionáramos bien trabajando y desarrolláramos una amistad. Un par de años después, decidimos fundar nuestra propia empresa.
Continuar leyendo