Skip to content

Categoría: De su interés

La importancia del buen diseño para programadores

Steve Jobs creía que la tecnología y el arte podían fusionarse para crear productos increíbles, que desafiaran el estatus quo. El hombre llevó a dos empresas a la cima del éxito gracias a esta filosofía. Tenía a Wozniak que era un excelente ingeniero y también tenía su propio buen gusto y…

Leave a Comment

Shibumi, un clásico que no puedes perderte

Un libro que alguna vez se lo había visto a mi padre. Pero nunca me llamó la atención (nunca juzgues a un libro por su portada, eso). Pero después leí muy buenas referencias y decidí emprender mi búsqueda. Lo terminé encontrando entre los libros viejos de mi padre y me dispuse a leerlo. No te estoy mintiendo cuando te digo que a la quinta página ya estaba sumamente clavado con la trama.

Empecemos hablando del Autor. Trevanian. En los tiempos en los que Shibumi se publicaba, así como otras de sus obras, la gente buscaba y buscaba un nombre, pero no existía más que el alias Trevanian (hoy sabemos que el señor se llamaba Rodney William Whitaker). Un escritor que no tiene pelos en la lengua para expresarse a través de sus obras. Genio de las novelas de espionaje y thrillers, escritas desde una perspectiva más bien distinta.

Leave a Comment

De cómo aprendemos cosas que nos sirven.

Dicen que Steve Jobs, cuando dejó la universidad, se metió a un curso de caligrafía. Sí, de caligrafía. A esas alturas del partido. Años después, Machintosh era la primera línea de computadoras personales que incluía en su interfaz de usuario, una tipografía agradable, legible y estilizada, parte de la pauta que impuso Apple y que a raíz de ahí (y otras cosas), la interfaz de las Mac es “bonita”.

¿De dónde salió la idea de una interfaz con tipografía estilizada? ¿Cómo fue que Apple se preocupó por eso, cuando la competencia no se fijaba en esas pequeñeces? Acertaste, del curso de caligrafía que Steve Jobs tomó años atrás.

Tomar ese curso fue, probablemente, una de las mejores cosas que haya hecho en su vida.

Leave a Comment